Envejecimiento y estrés

Ahora que  la mayoría nos encontramos a las puertas de las vacaciones, deberíamos empezar a parar y prepararnos para desconectar. Durante el año hemos estado sujetos a situaciones que nos han producido estrés, y llegamos a estas “alturas de curso” agobiados y agotados.

¡PARA!

Muchos estudios han demostrado la relación que existe entre el estrés y la salud. Las personas sometidas a altos niveles de estrés sufren un mayor número de enfermedades infecciosas de todo tipo, problemas cardiovasculares y trastornos gastrointestinales además de producirse un envejecimiento prematuro de nuestro cuerpo. El estrés potencia el envejecimiento celular y altera desde el sistema digestivo hasta la piel.

Por ello hoy más que nunca paremos y respiremos y vamos a mitigar el estrés con sencillos remedios que hemos escuchado siempre y que funcionan de manera espectacular.

1. Antes de levantarte de la cama, date unos momentos de consciencia, respira profundamente, estírate y da las gracias por un día más que estrenas.

2. Si no meditas, te animo a hacerlo, al menos 15 minutos cada mañana, te aseguro que te cambia la vida y comienzas la jornada de manera distinta.

3. Intenta hacer ejercicio diario aunque sea caminar 30 minutos de manera tranquila fijándote en todo lo que te rodea. Si puedes hacerlo en un entorno natural, mucho mejor.

4. Lleva una dieta equilibrada donde abunden  las verduras, ensaladas, legumbres y frutas.

 

Foods for a balanced diet – showing proportions

5. Date el capricho de recibir un masaje corporal de relajación de vez en cuando.

6. Come con tranquilidad, con consciencia, saboreando cada bocado y procura no     inflarte porque eso supone un desgaste enorme a la hora de la digestión. Siempre he sido muy comilona y ahora desde que no me lleno, me encuentro muchísimo mejor y pienso que le hago un gran favor a mi cuerpo.

7. Aléjate de personas conflictivas y busca aquellas que te hagan sentir bien y en paz.

8. Disfruta de un ocio de calidad, haciendo tus hobbies preferidos y no te dejes arrastrar por la desidia.

El estrago del estrés se refleja también y de manera clara  en el envejecimiento prematuro de la  piel. Envejecer es un proceso natural que no podemos parar, pero si atenuar sus síntomas e incluso retrasarse con buenos hábitos.  Alimentación, ejercicio, moderado, protección solar  y cuidados específicos pueden ser nuestras grandes armas para frenar el envejecimiento.

Imedeen con su  exclusivo complejo marino, extracto de tomate, de semilla de uva, vitamina c y zinc, tiene una doble acción : una inmediata porque neutraliza los radicales libres y una acción a largo plazo ya que mejora la calidad e hidratación de la piel porque ayuda a la formación normal de colágeno.

En un solo gesto, añadiendo dos comprimidos de Imedeen a tu rutina diaria de belleza ayudas a “desestresar tu piel” reduciendo  la aparición de arrugas y líneas de expresión. Es importante que lo toméis al menos durante 3 meses seguidos para que puedas experimentar sus beneficios.

Aprovecho para desearte unas felices vacaciones, puedes seguirme en Instagram donde colgaré fotos de looks y lugares especiales de mis vacaciones.

                                               MAKE YOUR LIFE PRETTY!!!

 

 

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu Email no será publicado

Debes usar estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR